Mariana Fossatti y Jorge Gemetto son dos uruguayos soñadores que en 2010 apostaron todas sus fichas a un proyecto auténtico y ambicioso, que ya lleva siete años dentro de la web 2.0: Ártica Centro Cultural Online. Es un espacio de formación, consultoría e investigación para la implementación de proyectos artístico-culturales en Internet, a través de diversos talleres y actividades con base en Uruguay, pero con llegada a toda América Latina.

“Desde el principio generamos un concepto más arriesgado, ya que la idea no era sólo publicar contenidos sino también realizar cursos y capacitaciones online”, explica Mariana Fossatti ─Co Directora y docente de Ártica─. “Entramos a este mundo con mucha ilusión, más que con los miedos propios de cualquier iniciativa, dejamos de dedicarnos a otras cosas para hacer lo que nos gustaba”, agrega Jorge Gemetto ─Co Director, Community Manager y Bloguero del centro cultural online─.

Ártica provee de herramientas y conocimientos en nuevas tecnologías a artistas y emprendedores e instituciones culturales, para que estas se desarrollen con soltura en la vorágine digital, de esa manera se involucra con distintas organizaciones y colectivos del continente. “Trabajamos con Baixa Cultura de Brasil, el mARTadero de Bolivia, Tedic de Paraguay, Fundación Carisma de Colombia y muchísimas otras redes interesantes de la región, con las que hemos forjado una amistad y admiración mutua”.

El equipo de trabajo está compuesto por Mariana y Jorge (quienes trabajan a tiempo completo), mientras que el resto de sus compañeros hacen foco en sus áreas de interés bajo la modalidad freelance, una experiencia normal por estos días. “Este proyecto independiente, auto-gestionado y pequeño nos obliga a ser flexibles, lo que muchas veces podría ser un problema, por lo que uno tiene que adaptarse, ser realista y administrar su energía para gestionar y organizar cada idea que surge”.

En estos siete años se dictaron infinidad de cursos y talleres en la web, todos con el objetivo de fomentar el acceso a la cultura y la digitalización de los acervos culturales: “Tratamos de conservar, defender y promover los valores de una cultura amplia y compartida, de una manera viable en Internet”, sostiene Gemetto. Es por ello que este año fueron por más y lanzaron un laboratorio online de contenidos culturales para el entorno digital y también la web propia de su ya conocida biblioteca digital.

Trabajadores culturales de Argentina, Chile, Paraguay, Bolivia, Perú, México y Colombia entre otros países dan el presente a las actividades que propone Ártica. Su gran convocatoria se debe a que el proyecto no está planteado como un “centro cultural uruguayo”, sino como un centro cultural online que se involucra con diversas instituciones y de esa manera teje una red humana de colectivos culturales latinoamericanos interesante.