A tres meses de la tragedia ocurrida en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción de Guatemala, los señalados por el Ministerio Público crecen. Este lunes 12 de junio fueron capturados cinco funcionarios y empleados públicos. Con ello suman ocho implicados en un caso que aún enluta a la sociedad guatemalteca.

Por Isaías Morales desde Guatemala

El pasado 8 de marzo Guatemala vivió una tragedia que aún es imposible olvidar. En el hogar estatal Virgen de la Asunción fallecieron 41 niñas en un incendio que  al principio la versión oficial indicó fue un accidente, pero durante tres meses la Fiscalía contra los delitos de Femicidio del Ministerio Público logró unir las primeras piezas de un rompecabezas que parece interminable y todo apunta a una responsabilidad directa de instituciones estatales.

Este 12 de junio fueron capturados cinco personas porque presuntamente tuvieron participación directa el día de los hechos. Se trata de Brenda Julissa Chamam Pacay, jefa de Protección Especial contra el Maltrato del Hogar Seguro y Harold Augusto Flores Valenzuela, jefe de la procuraduría de la niñez, los dos funcionarios son de la Procuraduría General de la Nación; Gloria Patricia Castro Gutiérrez, defensora de la Niñez y Adolescencia de la Procuraduría de los Derechos Humanos; Luis Armando Pérez Borja, subcomisario y Lucinda Eva Marina Marroquín Carrillo, subinspectora, ambos de la Policía Nacional Civil. Los detenidos son señalados de incumplimiento de deberes, maltrato contra personas menores de edad y algunos de ellos por homicidio culposo.

La Fiscalía presentó solicitud de antejuicio contra la jueza Rocío Albany Murillo Martínez, señalada de falsedad ideológica, incumplimiento de deberes y retardo de justicia. La juzgadora debía realizar una exhibición personal al Hogar Seguro, sin embargo, no lo hizo, indica la investigación preliminar.

Por este caso ya están ligados a proceso penal y en prisión preventiva los exfuncionarios de la Secretaría de Bienestar Social, Carlos Antonio Rodas Mejía y Anahy Keller Zabala, así como Santos Torres Ramírez, exdirector del Hogar Seguro Virgen de la Asunción.

Esta investigación, aún en marcha, busca probar el grado de responsabilidad funcionarios y exfuncionarios por la muerte de las menores. Si bien es cierto no todos son funcionarios de alto cargo, los tres organismos del Estado guatemalteco están señalados por este caso. La Procuraduría de los Derechos Humano es una oficina que rinde cuentas al Congreso de la República; la Procuraduría General de la Nación asesora directamente a la Presidencia. También destacan los exfuncionarios de la Secretaría de Bienestar Social, también cercanos al Presidente. Así mismo los trabajadores de la Policía Nacional Civil obedecen a al Ministerio de Gobernación y la jueza que Murillo al Organismo Judicial.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Conferencia de prensa del Ministerio Público de Guatemala.

Tres escenarios de una tragedia

El caso estaba bajo reserva hasta este 12 de junio cuando la Fiscalía reveló nuevos detalles acerca del incendio. La explicación de ésta se dividió en tres momentos clave de los hechos acontecidos. El primero se refirió al ocurrido el 7 de marzo cuando un grupo numeroso adolescentes se escapan del Hogar Seguro  a causa de los vejámenes de los cuales eran víctimas, esto sucedió de las 13:30 a las 15:45 horas. Lo segundo pasó de 16:00 a 24:00 horas, cuando las menores fueron detenidas y encerradas para restablecer el orden en el lugar. Desde ese momento se hicieron presentes los ahora implicados. El argumento de la acusación es que los funcionarios incumplieron con su función al abandonar el lugar, no intervenir para evitar los maltratos.

Pasada la medianoche (ya el 8 de marzo) y durante las siguientes 10 horas ocurrió el tercer escenario. Las autoridades encargadas del lugar delegaron el cuidado de las niñas y niños a la Policía Nacional Civil. La investigación confirmó que una de las menores prendió fuego a una colchoneta para llamar la atención de los agentes de seguridad. Sin embargo, estos no abrieron las puertas a pesar de los gritos de auxilio. La subinspectora Marroquín era quien tenía la llave de la habitación que se quemaba y no se apresuró a abrir la puerta.

Una imagen captada por las cámaras de seguridad, que sirve como prueba del caso, muestra cómo cambió de color humo en poco tiempo. Desde el inicio del incendio hasta que la puerta se abre pasan nueve minutos. Nueve minutos de tardanza. Nueve minutos bastaron para apagar 41 vidas.

¿El Presidente está implicado?

El 14 de marzo los diputados Leocadio  Juracán y Sandra Morán denunciaron al mandatario Jimmy Morales. Pero la Fiscalía presentó hasta este lunes la solicitud ante la Corte Suprema de Justicia y así iniciar el proceso para retirarle la inmunidad. Si los 13 magistrados de este organismo encuentran indicios suficientes sobre la posible comisión de algún delito, podrían remitir el expediente al Congreso de diputados. Estos a su vez integrarán una comisión específica, conocida como pesquisidora, la cual realizará un informe. Basado en esto los 158 legisladores se reunirán y determinarán si Morales debe o no ser investigado y posteriormente procesado.

El señalamiento de Juracán y Muracán se centra en que el Presidente habría incurrido en anomalías al contratar a personal no idóneo para los puestos que resguardaban la casa hogar y porque estaba enterado de los hechos desde el día anterior. Esto último lo admitió Morales en una entrevista concedida a la cadena CNN pocos días después de la tragedia.

La investigación continúa. “No se puede descartar a nadie”, dijo Mayra Véliz, quien de paso respondió ante las críticas del por qué hasta ahora ninguno de los fiscales está implicado, ya que desde 2014 se denunciaron los abusos en el refugio estatal. “El Ministerio Público debió investigar esas denuncias y ¿por qué a ellos no se les investiga”, escriben una y otra vez los internautas.

Acá puedes ver el video de la conferencia de prensa.