En Honduras, como en gran parte de América Latina, la discriminación a las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersex (LGBTI) es parte de la cotidianidad. Sin embargo, desde el golpe de Estado de 2009 esa hostilidad se ha vuelto letal, y ha cobrado la vida de cientos de personas, en un ambiente de impunidad.

  • Nombre: Cattrachas
  • País: Honduras
  • Twitter: @CATTRACHAS
  • Página de Facebook
  • Una frase: “Honduras se acerca mucho a una modalidad de Estado hostil a la democracia”.
  • Se definen como: Colectivo que investiga y hace comunicación para la incidencia política y la defensa de los derechos humanos de la comunidad LGTTBI en Honduras.

La semana pasada, en el recorrido de Distintas Latitudes por las diferentes organizaciones que luchan por la igualdad para las personas sexualmente diversas, les presentamos a Transvida. En esta ocasión, les contamos sobre Cattrachas, colectivo lésbico feminista que hace una importante labor de visibilización sobre la violencia que sufre la comunidad LGBTI en Honduras, ante la inacción, y muchas veces complicidad del Estado.

Cattrachas, nació como una red de personas voluntarias en el año 2000, y desde entonces se han encargado de visibilizar los asesinatos y crímenes de odio de los cuales son víctimas las personas sexualmente diversas de ese país centroamericano. Ese el propósito del Observatorio de Muertes Violentas de Personas LGBTI, que tiene datos desde 1994, y se basa en un monitoreo de medios de comunicación, así como de una labor de seguimiento a través de instituciones aliadas y colaboradores.

Este instrumento demuestra que desde el golpe de Estado de 2009 a la fecha se han registrado 223 asesinatos se personas LGBT, de los cuales solo se han judicializado 48. La cifra resulta más alarmante al tomar en cuenta que entre 1994 y 2009 se registraron tan solo 20 muertes de este tipo. Del total de 243 en ese período más amplio, 137 han sido hombres gay, 88 personas trans y 18 mujeres lesbianas.

“Estos procesos basados en evidencia permitieron generar alianzas y trabajo conjunto con activistas, organizaciones y redes a nivel nacionales e internaciones”, dijo a Distintas Latitudes Indyra Mendoza, coordinadora general de la organización.

Entre esas organizaciones, a nivel local han trabajado con las Secretarías de Seguridad, Justicia y Derechos Humanos, la Fiscalía General de la Republica y la Dirección General de Investigación Criminal, así como la Asociación para una vida mejor de personas afectadas e infectadas por el VIH/sida en Honduras (APUVIMEH),  el Movimiento de Diversidad en Resistencia (MDR), y Lideresas Trans independientes.

En el ámbito internacional, se han vinculado con Human Rights Watch, Amnistía internacional, Relatoría de Defensores(as) de derechos humanos, CEJIL, ARC internacional, CIDH- Unidad LGTBI, Colombia Diversa, Centro de Derechos de Mujeres, UPR Info y Transsa, entre otras entidades.

A pesar de esta trayectoria, según Mendoza, Cattrachas no es una ONG, sino una red, por lo cual no tienen personal permanentemente como empleado, sino que todas y todos quienes estás involucrados son voluntarios y voluntarias.

slide3
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Las cifras de muertes violentas de población LGBTI en Honduras, actualizadas. Fuente: Cattrachas.

Este espíritu de lucha es especialmente relevante, en un momento en el que cientos de personas LGBTI, tanto de Honduras como de sus países vecinos, se están viendo forzadas a migrar, y buscar refugio en naciones en donde sus vidas no corran riesgo por su orientación sexual o identidad de género.

“En el IV Informe Estado de la Región en Centroamérica se afirma que Honduras se acerca mucho a una modalidad de Estado hostil a la democracia, ese tipo de Estado se caracteriza porque desde su seno se dan  actos contra la legalidad democrática, acciones deliberadas desde el ejecutivo para cooptar al Poder Judicial, con aparatos institucionales pequeños, con redes precarias en ámbitos claves del quehacer estatal”, dijo Mendoza.

“La gobernabilidad está amenazada por la violencia que asesina principalmente a jóvenes, hombres y mujeres. En este contexto de fragilidad institucional el Estado es penetrado en la toma de decisiones por redes corporativas, que en el balance otorgan más poder a los sectores empresariales”, agregó.

Por eso, como lesbianas feministas, también hacen defensa de derechos humanos de las mujeres en general, sobre todo analizando factores como los fundamentalismos religiosos, la corrupción e incluso el crimen organizado para poder lograr procesos de incidencia realista y basada en evidencia.

“Cattrachas promueve e incide desde el año 2007 (en este tema); hemos dado seguimiento a los femicidios, hemos entregado a la Fiscalía Especial de la Mujer la evidencia visual de los femicidios para su investigación y/o capacitación de los investigadores y policías preventivos, hemos servido de testigas en juicios contra femicidas, debido a la evidencia emanada del Centro de Monitoreo de Medios de Comunicación y realizamos el documental “Honduras un Paraíso Femicida”. Junto a las organizaciones feministas participamos en las reuniones feministas de coordinación y Feministas en resistencia”, explicó la activista.

Con mucho trabajo todavía por hacer, en un país en el que la hostilidad no termina, y la impunidad tampoco parece querer terminar su reinado, las integrantes de Cattrachas no se desaniman, y se mantienen en pie de lucha, en memoria de esas cientos de víctimas de la intolerancia, la ignorancia, y la violencia generalizada.


¿Quieres proponer algún movimiento, colectivo o proyecto a ser integrado en esta serie? Déjanos un comentario y lo miramos.