Frente a un plato de mangostinos y arepas, una botella de vino chileno y otra de ron cubano, nació en marzo pasado Revista Late: un proyecto periodístico que busca contar cuántas historias se crucen por su camino. A cuatro meses de su lanzamiento el medio inaugura la Escuela de Periodismo Narrativo Freelance, un espacio de capacitación para aquellos que deseen sumergirse en las aguas del periodismo independiente.

Revista Late participó en julio de El Otro: Encuentro Latinoamericano Anual de Periodismo Emprendedor e Innovador, lo que les proveyó las herramientas necesarias para dar este gran paso. En vías de volver auto-sustentable dicho medio de comunicación, la escuela online es un recurso que promete un futuro próspero, tanto para el equipo fundador del sitio como para los alumnos que tomen las clases.

Yasna Mussa —fundadora de Revista Late y parte del consejo editorial— dialogó con Distintas Latitudes sobre esta iniciativa que ya cumplió con todas las expectativas del grupo de periodistas a cargo. “Superamos los treinta cupos disponibles, de hecho tuvimos que ampliar las plazas, dado el interés que generó esta primera convocatoria: recibimos postulaciones de más de una decenas de países”, comenta.

Mussa es una periodista chilena que ha escrito para diversos medios de comunicación como La tercera, El comercio, Etiqueta Negra y Diario Público, por lo que sabe bien acerca del oficio del Freelance. Desde su experiencia y perspectiva personal cuenta todo sobre el detrás de escena del taller que ya abrió sus puertas virtuales y pronto dará a conocer cientos de historias maravillosas que suceden en Latinoamérica.

A continuación un par de las preguntas que Yasna respondió a Distintas Latitudes:

 ¿Por qué un curso sobre periodismo narrativo freelance?

Muchas personas sueñan con dedicarse a esta rama de la profesión, pero la mayoría de las veces les falta ese último empujoncito para lanzarse. En la universidad no te enseñan cómo debes vender una historia o por dónde comenzar cuando no tienen ni un editor y mucho menos ni un medio.

¿Qué cuestiones tuvieron en cuenta a la hora de armar las clases?

Hacer un curso donde exista un cruce entre bibliografía, experiencia, lecturas e intercambio con la comunidad Late Escuela. El curso lo hacemos entre todos, la idea es avanzar en un constante intercambio y trabajos prácticos durante estos cinco meses, que nos permitirá observar la evolución del grupo

¿Qué tienen las personas que aplicaron a este curso?

Todos tienen en común las ganas de aprender más de este oficio y conocer las herramientas esenciales para desarrollar reportajes y contar historias, aprovechando los diversos formatos que existen. Es un grupo muy diverso, tanto en sus orígenes como en edad, profesiones u oficios que realizan.

¿Qué cosas son indispensable a la hora de reportear?

Ir más allá del lugar común, tratar de encontrar un dato o detalle revelador que nos haga entender algo más general: escuchar el doble de lo que se habla o pregunta. Pero sobre todo tomarse la molestia de ir, de salir del escritorio y estar dispuestos a estar el tiempo que sea necesario observando y demás.