Por Anai Serrano  desde Ciudad de México

Michele Catanzaro no es periodista de formación, es un físico interesado en la divulgación de la ciencia, que en 2016 fue premiado como el Periodista de Ciencia Europeo Italia-España por un de sus trabajos, y en su participación en la primera mesa (“¿Cómo impulsar la ciencia en la agenda mediática y en la coyuntura global?”) del Foro Hispanoamericano de Periodismo Científico argumentó que es importante hacer periodismo de ciencia, manteniendo los valores nucleares del periodismo en general, y no pensarlo como algo ajeno, porque lo que revela también es necesario.

Al intercambio de ideas se sumó la periodista del periódico El Universal en México, Renata Sánchez, quien destacó que para posicionar en la agenda de los medios la importancia de hacer periodismo científico es hacerlo atractivo y colaborativo, tomando en cuenta las distintas narrativas que existen. Para lo cual aprovechó para hablar sobre el proyecto inter-fuente (http://access.interfuente.com/), una plataforma que permite crear redes entre los periodistas latinoamericanos interesados en el quehacer científico. 

Todos los participantes de la mesa (donde a bien intervinieron Javier Crúz MenaJefe de la Unidad de Periodismo de la Dirección General de Divulgación Científica, UNAM, México; Angela Posada Swafford, periodista de ciencia de Colombia-EU; Manuel Lino, Presidente de la Red Mexicana de Periodista de Ciencia) coincidieron en la importancia de usar temáticas de otras secciones del medio en el que se trabaja y convertirlas en temas de interés científico; es decir; aportando un ángulo distinto a las historias. “Trabajamos con historias y nos preguntamos qué ciencia necesita”, dijo Javier Cruz al respecto.

Un claro ejemplo de lo anterior fue la anécdota compartida por Angela Posada, quien ha trabajado temas de libros, películas, cocina, arte e historia utilizando ciencia. Reiterando una vez más que el periodismo científico debe contener narrativas atractivas.

Aunado  a lo anterior, Javier Crúz destacó que uno de las problemáticas que el periodismo científico debe enfrentar es la arraigada costumbre mexicana que centra el periodismo en grilla y farándula; situación que solo podrá erradicarse haciendo mejor periodismo. Para el académico, la carencia fundamental del periodismo de ciencia es la formación de los futuros profesionales, quienes deben ser más eficientes y especializados.

Finalmente, se comentó que al igual que los jóvenes con formación periodística, jóvenes que estudiaron ciencias (Biología, Química) se dedican actualmente a difundirla mediante blogs. Al respecto, los ponentes afirmaron que lo que se necesita para hacer periodismo científico de calidad es un conjunto de habilidades interdisciplinarias, constancia y el deseo profundo de difundir ciencia.