Es fácil caer en la tentación de creer que Argentina ya lo ha logrado todo en materia de igualdad de derechos para la población sexualmente diversa. Ya hay matrimonio igualitario, ley de identidad de género para las personas trans, y se puede percibir un cambio social en marcha en cuanto a la aceptación de este colectivo. Sin embargo, todavía hay temas pendientes, y los grupos activistas están adaptándose a esta nueva realidad sobre la que hay que trabajar.

  • Nombre: Federación Argentina LGBT (FALGBT)
  • País: Argentina
  • Twitter: @FALGBT
  • Página en Facebook
  • Una frase: “En Argentina, luego de las leyes de matrimonio igualitario e identidad de género, un gran desafío es justamente implementar un plan de ciudadanía”.
  • Se define como: Red de organizaciones que impulsó los principales avances de legislación por la igualdad en Argentina.

Este nuevo trabajo, por el cambio cultural continuo lo está liderando la Federación Argentina LGBT (FALGBT), mismo ente que estuvo detrás de los grandes avances en legislación que colocaron al país suramericano en el mapa, por sus avances progresistas en este tema. Por eso, esta semana listamos a la organización en nuestro recorrido latinoamericano por colectivos e iniciativas que luchan por los derechos de personas lesbianas, gais, bisexuales y transgénero (LGBT).

“La Federación Argentina fue fundada en setiembre de 2005, en la ciudad de Rosario, en un encuentro que realizamos nosotros, desde la organización local en la que yo participaba en ese momento. Al inicio éramos cinco organizaciones”, dijo a Distintas Latitudes Esteban Paulón, vicepresidente de la FALGBT.

“Como fue la Federación fue la que impulsó todo el debate de las leyes de igualdad –matrimonio igualitario e identidad de género-, fue generando mucho interés y hoy somos más de 70 grupos y organizaciones en las 24 provincias argentinas”, agregó.

Ahora, con un estado de avance envidiable en América Latina, Paulón señala que la lucha se enfoca en construir ciudadanía y políticas públicas que permitan que la igualdad legal que se ha alcanzado se transforme en igualdad real de oportunidades en la vida cotidiana.

“En ese sentido, otro logro importante (de la FALGBT) tiene que ver con el plan de ciudadanía LGBT, que hemos elaborado junto al sistema de Naciones Unidas en Argentina, por medio del cual impulsamos una serie de acciones afirmativas”, dijo el vicepresidente del grupo.

“En Argentina, luego de las leyes de matrimonio igualitario e identidad de género, un gran desafío es justamente implementar este plan de ciudadanía, que son políticas públicas que permitirán que la sociedad cambie en profundidad. Ninguna ley modifica automáticamente las condiciones de la discriminación, las condiciones sociales. Ahí tiene que estar la acción del Estado, en la educación cultural, en el día a día, con políticas públicas que remuevan las barreras discriminatorias que aún existen para que esa igualdad que pregonan las leyes se sienta en la cotidianidad”, agregó.

13161768_10154151958179710_1056139395077443506_o
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Este mes (mayo, 2016) se cumplieron cuatro años de la sanción de la ley de identidad de género en Argentina. Fotos: Facebook de FALGBT.

Además, están trabajando en una ley de prevención y sanción de actos discriminatorios, así como acciones afirmativas en materia de empleo, salud, cultura, derechos humanos y vivienda.

Sin embargo, el lograr las leyes de avanzada que tiene ahora Argentina en cuanto a diversidad sexual, no fue un proceso fácil para la FALGBT. Al inicio, instalar la idea de una Federación que trabaja en conjunto, en vez de organizaciones múltiples que mantienen su presencia y protagonismo históricos en la lucha LGBT fue todo un desafío.

Además de eso, tuvieron enfrentarse a la jerarquía de la Iglesia Católica (en un momento, con el ahora Papa, José Bergoglio, al frente de la oposición a la ley, desde su puesto como Arzobispo de Buenos Aires) y también a iglesias evangélicas.

“Hoy ya hay una consciencia social de la importancia de tener políticas sobre este tema. Esto, porque fundamentalmente las leyes que se aprobaron han demostrado que no generan ninguna catástrofe de las que se preveían, muy por el contrario, son leyes que han permitido ampliar derechos y traer felicidad a muchísimas personas”, dijo Paulón.

Actualmente, cuentan con apoyo en núcleos de casi todos los partidos políticos argentinos, en donde cada vez más aumenta el convencimiento de que la igualdad para personas LGBT es un trabajo necesario.

No obstante, el que todavía les quede un largo camino por delante es una muestra para otros colectivos activistas de la región, que impulsan leyes similares a las que Argentina ya tiene, de que la lucha no termina con lograr igualdad en el papel. El acceso a más derechos se construye día a día.


¿Quieres proponer algún movimiento, colectivo o proyecto a ser integrado en esta serie? Déjanos un comentario y lo miramos.