Por José A. Mendieta T. desde Ecuador

Tacto, oído y percepción son sentidos que desarrollan los deportistas que practican Goalball, el único deporte paralímpico creado específicamente para personas con discapacidad visual y deficientes visuales. En Ecuador, este deporte poco a poco ha tomado fuerza desde que en 2003 comenzaran a desarrollarse los primeros partidos en Quito.

Podría decirse que el Goalball combina deportes como el boliche y balonmano. Se basa en el uso del sentido auditivo para detectar la trayectoria de la pelota en juego y requiere de una gran capacidad de orientación espacial para saber dónde situarse en cada momento en el lugar adecuado, con el objetivo de interceptar o lanzar la pelota. Los atletas deben utilizar antifaces protectores en el campo de juego para que los jugadores que poseen distintos niveles de visión puedan competir juntos. La pelota cruza la cancha y los jugadores deben bloquearla con todo su cuerpo para que no atraviese la línea de gol.

Se enfrentan dos conjuntos de tres jugadores en una cancha interior marcada con líneas táctiles. Los balones cuentan con campanas en su interior que permiten a los deportistas saber por dónde circula. Durante el desarrollo del partido se pide al público silencio absoluto. De hecho, solamente se permite gritar y aplaudir cuando se marca un gol.

El Goalball tuvo sus inicios en 1948 en Europa y se presentó oficialmente en los Juegos Paralímpicos Toronto en 1976. El alemán Hans Lorenzen y el austríaco Seep Reindl idearon este deporte que formaba parte de un programa de rehabilitación para veteranos minusválidos de la Segunda Guerra Mundial. En él podían formar parte todos los veteranos ciegos y así desarrollaban su capacidad de concentración y sus cualidades físicas.

Actualmente, este deporte se ha extendido por todo el mundo, siendo ya cerca de 100 países los que lo practican habitualmente. En Ecuador, los primeros cotejos de Goalball se desarrollaron en Quito en 2003. Su pionero fue el terapeuta ocupacional Milton Iza, quien buscó una alternativa de recreación para las personas con discapacidad visual.

Desde marzo del 2016 está abierta en Ecuador la Primera Escuela de Goalball y fútbol a cargo de la Federación Ecuatoriana de Deportes para Personas con Discapacidad Visual (FEDEDIV).

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

El Goalball en Ecuador

En Ecuador, de 401.538 personas con discapacidad, 47.134 son personas con discapacidad visual. “Queremos implementar el deporte en las personas con discapacidad visual porque les ayuda como una terapia de rehabilitación, les hace sentir seguros y los fortalece para dar pasos en todo ámbito”, resaltó Santiago Quezada, miembro de la FEDEDIV.

El domingo 5 de marzo se llevó a cabo el Primer Torneo Nacional de Goalball en el Coliseo del Ministerio del Deporte, al norte de Quito, con la participación de clubes paralímpicos de diferentes provincias del país integrados por deportistas con discapacidad visual.

“Se demostró a todos los presentes las destrezas y habilidades que poseen los jugadores no videntes dominando el balón y con ello se preparan para su futura participación en el Campeonato Nacional de Goalball, a realizarse en el próximo mes de abril”, puntualiza el comunicado del Ministerio del Deporte.

José Benavidez, presidente de la FEDEDIV, manifestó que este primer torneo se realizó en miras de que Ecuador participe en los Juegos Parapanamericanos Juveniles que se desarrollarán en Sao Paulo-Brasil entre el 20 y 26 de marzo del 2017. Este evento contará con alrededor de mil atletas de entre 14 y 21 años, de 20 países, que participarán de doce deportes. Es importante recordar que la primera edición de los Juegos Parapanamericanos juveniles se realizaron en Venezuela en 2005. Cuatro años más tarde se desarrollaron en Bogotá, Colombia, y en el 2013, la sede fue Buenos Aires, Argentina.

Ecuador participará en los Juegos Parapanamericanos con 24 deportistas y un guía en las categorías de natación, atletismo, goalball, boccia y tenis de mesa. Tienen un objetivo claro: dar un salto hacia adelante en la competencia y superar las 16 medallas conseguidas en Buenos Aires. “Hemos visto el apoyo de todos para nuestra preparación y es por eso que no los vamos a defraudar. Iremos a Brasil a representar bien al Ecuador”. Emotivas palabras de Damián Carcelén, deportista de atletismo y abanderado de la delegación ecuatoriana que viajará a Brasil.