En enero de 2016 Evo Morales celebró una década como presidente del Estado Plurinacional de Bolivia. Más allá del recelo por su proyecto de país o su estilo personal de gobernar, se le ha reconocido como un dirigente franco y honesto. Su equipo podía cometer errores pero él era imbatible.

Este año, Evo propuso modificar la Constitución Política de su país para tener la posibilidad de gobernarlo hasta el año 2025. Para conseguirlo, convocó a un referéndum que legitimara la enmienda. Ante una oposición en alerta y una sociedad sigilosa, se fijó el 21 de febrero como el día para esta decisión.

Entonces apareció un oscuro periodista que reveló una historia extraña, incómoda y difusa, un hijo y una mujer que cambiarían por completo el panorama político de Bolivia en menos de 20 días. 

Distintas Latitudes presenta House of Evo, una crónica de un amor y otros conflictos… de intereses.

Compártelo y demuestra que la política latinoamericana es más trágica y absurda que cualquier serie gringa de televisión. 


HOUSE OF EVO. 1. 1 ¿Quién es esa mujer? #HoE2016

Febrero: el Carnaval de Oruro, la fiesta más importante de Bolivia. En las montañas de los Andes, miles de bailarines y músicos veneran a la Virgen del Socavón de la Candelaria, patrona de los mineros. Los trajes y coreografías se preparan con meses de anticipación; en la fiesta abundan la comida, la cerveza Paceña, el ron y cocteles de turbia calidad.

Mientras se preparan las comparsas, una sorprendente transmisión interrumpe la música y el baile y eclipsa la alegría del pueblo boliviano. En las pantallas de los televisores, las computadoras, los teléfonos celulares y las tabletas chinas aparece una torva figura, cuyo pasado estuvo rodeado de turbulentos rumores, siniestros dictadores y estatuillas artesanales rellenas de cocaína. Carlos Valverde, un gris periodista, transmite desde Santa Cruz de la Sierra, en podcast y video, con una bien consolidada vocación de francotirador.

En su emisión del 3 de febrero, el torvo investigador acaparó la atención de los bolivianos con una candente revelación: la partida de nacimiento de Ernesto Fidel Morales Zapata.

”¡Otro hijo de Evo Morales, coño, no me jodan”.

Ernesto Fidel nació, según el revelador documento, el 30 de abril del año 2007, en la ciudad de La Paz. La madre de la criatura, quien habría de volverse la Predilecta de este Carnaval, no era otra que Gabriela Geraldine Zapata Montaño.

“Y uno tiene todo el derecho del mundo de enamorarse de quien le dé la gana”, dice Valverde, romántico empedernido; “de tener hijos con quien le cante porque éste es un país libre”, admite, comprensivo. Pero agrega: “lo que no es correcto es que la madre del hijo del presidente termine (con) una empresa que hace negocios y que está ligada a una infinidad de proyectos con el gobierno boliviano.”

Gabriela Geraldine Zapata Montaño, la mujer que robó el corazón de Evo, es gerente comercial de CAMC Engineering Co. Ltd, una poderosa empresa afiliada a la transnacional China National Machinery Industry Corporation (SINOMACH), que desde 2013 participa en Bolivia con interesantísimos proyectos industriales, agrícolas, de ingeniería hidráulica, energía y comunicación. CAMC ahora instala una fábrica de azúcar en San Buenaventura y después construye la vía férrea Montero-Bulo Bulo; de pronto levanta la represa de Misicuni en Cochabamba y cuando menos se espera adquiere equipos de perforación para Yacimientos Petrolíferos Fiscales bolivianos.

Valverde se pone y quita sus lentes, mientras en completo estupor, clama: “Eso es irregular, eso no es correcto, eso creo que merece una investigación, y una explicación.” Y agrega, exasperado: “Esto es un delito en este país, esto se llama en cualquier país del mundo tráfico de influencia, cuanto menos, si no hablamos de corrupción absoluta.”

Suspenso en el Carnaval. Se detienen las peregrinaciones, los preparados de platillos, las comparsas, los destilados de chicha. ¿Quién es Gabriela Geraldine Zapata Montaño? ¿Dónde está el hijo de Evo Morales? ¿El Gran Jefe Indio es un corrupto más?

Carlos Valverde acudió días después al corso en Santa Cruz. En una entrevista a El Deber aceptó, con la cordialidad que le caracteriza, que esos tres días de carnaval le hicieron mucho bien.


Ve aquí también:

HOUSE OF EVO T1E2 – LA #CARACONOCIDA

HOUSE OF EVO T1E3 – GABRIELA, UNA MUJER EMPRENDEDORA

HOUSE OF EVO T1E4 – RÉQUIEM POR UN REFERENDUM EN BOLIVIA

  • House of Evo es una recopilación periodística en formato narrativo para dejar en claro que la política latinoamericana puede ser incluso más trágica y emocionante que cualquier serie gringa. Si te interesó la historia, compártela. Más adelante podrás disfrutar Breaking Lula y Better Call Virgilio, dos producciones más de Distintas Latitudes.