Texto: Adriana Pérez Gilson, desde Venezuela

Fotos: Eliezer Petit

Coro celebra 490 años de fundación. Fue un 26 de julio de 1527 cuando el español Juan de Ampíes y el cacique manaure, tribu nativa, nombraron la región como Santa Ana de Coro. Esta ciudad es capital del estado de Falcón, al noroccidente de Venezuela.

En idioma caquetío, Coro significa “viento”. Coro fue uno de los primeros asentamientos europeos en América del Sur, la primera capital de Venezuela y la ciudad más antigua de la que se guardan registros. Además fue el espacio donde se celebró la primera misa católica en tierra firme en Suramérica.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Vista de la Iglesia San Francisco, su campanario es la torre más alta de la ciudad.

En esta población se dieron los primeros movimientos precursores para la independencia del país, que dejó como legado la abolición de la esclavitud en la nación.

En 1993 la ciudad fue declarada por la UNESCO Patrimonio Cultural de la Humanidad, por conservar un porcentaje significativo de casas coloniales, consideradas joyas arquitectónicas. Actualmente las casonas están abiertas al público como museos, oficinas de administración pública y un conjunto de cafés y restaurantes.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Cafés y restaurantes se habilitan en los patios de las casonas coloniales para dinamizar la zona colonial y revitalizar el turismo local como una fuente de ingresos para la ciudad.

Coro posee un pequeño desierto, único de su tipo en el país. Los Médanos de Coro tienen una extensión de 30 kilómetros de largo por cinco kilómetros de ancho de inmensas dunas que alcanza hasta los 20 metros de altura.

La ciudad está poblada por 200 mil habitantes y se mueven con la tranquilidad propia de los pueblos mágicos del continente.