Por Graciela Tiburcio desde Lima

De enero de 2009 a marzo de 2016 hubo 230 casos de violencia física y 157 homicidios contra personas LGBTI en Perú. A pesar de estas cifras, la Comisión de Constitución del Congreso de la República, dominada por el fujimorismo, eliminó el pasado 4 de abril las tipificaciones de orientación sexual e identidad de género como agravantes de discriminación del Código Penal Peruano.

¿Cómo fue que la Comisión llegó a esta decisión? Vamos por partes. El Decreto Legislativo 1323 reconocía el derecho de las personas lesbianas, homosexuales, bisexuales, transexuales e intersexuales a no ser discriminadas. El Decreto fue promulgado por el Poder Ejecutivo a inicios de 2017 y pronto generó rechazo, por ejemplo, es llamado por el Colectivo Con Mis Hijos No te Metas como “Ley Mordaza” porque argumentan que les impide mostrar su rechazo hacia la homosexualidad que, según ellos, el Estado pretende imponer mediante la “Ideología de Género”.

Homofobia hecha argumento

El martes 4 de abril, cuando se dio el debate sobre el Decreto, la Comisión de Constitución se negó transmitir la sesión de trabajo por el canal oficial de televisión del Congreso, a pesar de que siempre se transmiten las sesiones sin ningún problema. Ante esto, los congresistas del Frente Amplio (izquierda) y Peruanos Por el Kambio (de tendencia liberal) transmitieron la sesión vía redes sociales.

Los argumentos que se escucharon a favor de eliminar las sanciones del Código Penal hacia actos discriminatorios por orientación sexual e identidad de género han generado gran preocupación en diversas organizaciones de la sociedad civil como Amnistía Internacional y Promsex porque evidencian una constante discriminación estatal contra las personas LGBTI.

“Los que defendemos la vida y la familia no somos homofóbicos y no vamos a permitir que se insulte al Perú (…) Porque los derechos humanos se dan a la persona, no a las atracciones, no a los sentimientos, no a las emociones”. Estas fueron las declaraciones del congresista Julio Rosas, uno de los parlamentarios más interesados en que los derechos de las personas LGBTI no sean reconocidos ni protegidos en el Perú.

De la misma forma, el congresista Edwin Donayre negó que la decisión tomada sea homofóbica. No vengan con cuestiones de ‘homofóbico’. Yo como serrano ¿por qué no se fijan más en la discriminación que se hace contra los serranos? ¿Dónde está el choleso? ¡Eso es más importante!”, argumentó.

Finalmente, luego de un debate de aproximadamente 5 horas y con 10 votos a favor, de la bancada fujimorista, frente a 6 votos en contra, se aprobó la recomendación de la congresista Úrsula Letona de eliminar la protección de los Derechos Humanos de las personas LGBTI del DL 1323. Ahora queda esperar la decisión del Pleno del Congreso aunque el panorama parece sombrío pues la mayoría de congresistas pertenecen al partido fujimorista de Fuerza Popular y a la bancada de Alianza para el Progreso, ambos partidos integrados por pastores evangélicos y parlamentarios ultraconservadores.

La carta ignorada de la Defensoría del Pueblo

Antes del inicio del debate de la Comisión de Constitución, la Defensoría del Pueblo envió una carta al presidente de la comisión, Miguel Ángel Torres, en la que se explicaba la importancia de no derogar esta norma que protege a uno de los sectores con mayor vulnerabilidad en la población.

Durante la sesión algunos parlamentarios hicieron alusión al documento, en el cual figuran estadísticas que reflejan la violencia contra las personas LGBTI, sin embargo Miguel Torres señaló que no le había llegado ninguna información al respecto. Mientras negaba haber recibido dicha carta, la fotografía del documento circulaba por redes sociales con el sello de “Recibido” por el Congreso, imagen que desmintió la afirmación dada por el congresista fujimorista.

Respuesta ciudadana

Ante esta alarmante situación diversos colectivos, organizaciones de la sociedad civil y la ciudadanía en general convocaron una marcha a favor del DL 1323 con el #YoApoyoElDL1323. La concentración se llevó a cabo en la Plaza San Martín el 5 de abril, fecha en la que se cumplieron 25 años desde el autogolpe de Estado del ex presidente Alberto Fujimori, condenado por crímenes de lesa humanidad. Precisamente son los congresistas del partido de Keiko Fujimori, hija del exmandatario, quienes están en contra de las medidas de protección para la comunidad LGBTI.

Junto con la derogatoria del DL1323 también se aprobó el Decreto Legislativo 1226 que omite el enfoque de género en el Plan Nacional de Seguridad Ciudadana, con el cual se pone en riesgo la vida de las mujeres frente a la violencia delincuencial.

Para el próximo jueves 12 de abril se está convocando a una vigilia frente al Congreso de la República para exigir que no se derogue el DL 1323, la ciudadanía peruana seguirá vigilante este tema.