Convoca, un portal digital de periodismo de investigación peruano, y Chicas Poderosas Perú, una comunidad que impulsa las habilidades digitales de las periodistas mujeres, organizaron el pasado 6 de agosto en Lima el “Hackatón #NiUnaMenos: los datos cuentan una historia”. En una jornada de trabajo de ocho horas, y con más de 60 profesionales y estudiantes, los participantes crearon distintas aplicaciones web y móviles para visibilizar las diversas formas de violencia hacia la mujer y encontrar soluciones.

Según cifras oficiales, de 2009 a 2015 en Perú se registraron 795 feminicidios. La violencia contra las mujeres en Perú es un tema sensible. Afortunadamente, los temas de género y los derechos de las mujeres están resonando como nunca en la opinión pública y la agenda mediática de Perú. La sociedad se ha manifestado contra las sentencias desfavorables como el caso de las cientos de miles de esterilizaciones forzadas que se cometieron durante el segundo gobierno de Alberto Fujimori entre 1995 y 2000, y que la justicia archivó.

El hecho de que el tema [de los derechos de las mujeres a una vida sin violencia] esté en la agenda mediática nacional de forma sostenida es un contexto favorable para generar propuestas que le den continuidad. Propuestas que generen soluciones y que permitan visibilizar el problema desde otro ángulo”, explicó Milagros Salazar, directora de Convoca, en entrevista con Distintas Latitudes.

Durante el Hackatón se propusieron aplicaciones con un índole comunicativo, como un proyecto que comparte historias de mujeres que han superado una situación de violencia para que les de esperanzas a quienes estén pasando por eso; y otras que brindan una ayuda más inmediata para resolver el problema.

En este sentido, la aplicación de denuncias georeferenciadas ‘Ni una Menos‘ se llevó el primer puesto. Allí las mujeres podrán reportar en tiempo real las agresiones que sufren en la vía pública para que las autoridades y el resto de la población puedan tomar acción frente a esos reportes. Ganó el segundo puesto la aplicación ‘Refugio’: la mujer que se encuentre en situación de violencia puede reportar una emergencia a través de la aplicación, y ubicará “escuadrones de ciudadanos” que le puedan ayudar brindándole refugio.

Según Salazar, la creación de esta última aplicación demostró muy bien el carácter interdisciplinario de la jornada. Dos psicólogas se sumaron al grupo de programadores, diseñadores y periodistas para trabajar el tema desde el punto de vista de las víctimas y de quien les brinde refugio. Además, en el Hackatón participaron abogados y economistas, lo que “enriqueció el debate, permitió evaluar el problema desde diversos escenarios, y pensarlo como un desafío a nivel país”, agregó Salazar.

Ahora lo que sigue es una etapa de acompañamiento de cada uno de los proyectos para ponerlos en práctica. Salazar consideró que es un buen momento porque “hay interés desde iniciativas privadas y desde el Estado para apoyar estos proyectos”. “El espíritu que vive Perú es que tenemos una nueva oportunidad de avanzar, y este tipo de iniciativas ayuda a tender puentes con las autoridades y el Ministerio de la Mujer para poder desarrollar las aplicaciones”, dijo la periodista.

portada hackatón
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+