El 27 de junio de 2016, una corte federal de Orlando, Estados Unidos, encontró a Pedro Pablo Barriento Núñez responsable del asesinato del cantautor chileno Víctor Jara. Barrientos deberá pagar 28 millones de dólares a la familia de Jara, en compensación. Además, se abre la puerta para extraditarlo a Chile y juzgarlo por otros crímenes que habría perpetrado durante la dictadura.

El asesinato

A Jara lo detuvieron la madrugada del 12 de septiembre de 1973 en la Universidad Técnica del Estado, un día después del golpe de Estado contra el presidente Salvador Allende. Lo trasladaron al Estadio Chile, donde también se encontraban presas unas cinco mil personas.

Por su popularidad como cantautor, dramaturgo y activista político, se convirtió en una de las víctimas más reconocibles de la dictadura pinochetista. Por eso, también, la tortura tan salvaje que sufrió durante los cuatro días anteriores a ser asesinado. Lo patearon en el cuerpo y la cabeza. Le fracturaron los dedos de las manos. Al periodista Sergio Gutiérrez, también detenido, se las mostró: “Mira mis mamos… me las machacaron para que nunca volviera a tocar la guitarra”.

En esos terribles días todavía logró escribir un último poema-testimonio: “Somos cinco mil / en esta pequeña parte de la ciudad / Somos cinco mil / ¿Cuántos seremos en total / en las ciudades y en todo el país? (….) ¡Cuánta humanidad / con hambre, frío, pánico, dolor, / presión moral, terror y locura!”.

Aunque se ha fijado el 16 de septiembre de 1973 como día de su muerte, muchos de los testigos detenidos en el estadio han dicho haber reconocido su cadáver acribillado desde un día antes. En investigaciones posteriores se ha establecido que Jara recibió 44 impactos de bala en todo el cuerpo.

El cuerpo de Jara fue abandonado a un costado del Cementerio Metropolitano. Allí lo reconoció un trabajador, quien avisó a su esposa, Joan Turner. Lo sepultó en un nicho modesto del Cementerio General.

Barrientos era uno de los oficiales encargados de los detenidos en el Estadio Chile -ahora Estadio Víctor Jara- en los días posteriores al golpe de Estado. Ahí estuvieron recluidas unas cinco mil personas, muchas de las cuales fueron asesinadas.

¿Quién es Pedro Pablo Barrientos?

Barrientos vive en Estados Unidos desde 1989; emigró poco antes de que terminara el régimen de Pinochet. Así logró librarse durante muchos años de sus responsabilidades como torturador y asesino del régimen. Se dedicaba a la compra y venta de autos, que enviaba a la zona franca de Iquique. La declaración del conscripto del Ejército Jaime Paredes lo recuperó del anonimato, hasta responsabilizarlo como autor intelectual de la muerte de Jara. 

Por el homicidio de Jara se ha procesado a once exmilitares, quienes participaron en su tortura y muerte. De ellos, se asume a Barrientos como el principal responsable. El veredicto, además, podría poner en duda su ciudadanía estadounidense, si las autoridades determinan que mintió sobre su pasado en su solicitud de inmigración.

(CRM)

¿Quién mató a Víctor Jara?

En el programa En la mira del 16 de mayo de 2012, de Chilevisión, se realizó este reportaje sobre el asesinato del cantautor.

Aquí puede conocerse la declaración del conscripto José Paredes y una entrevista a Pedro Pablo Barrientos.

¿Qué cantaba Víctor Jara?

Te recuerdo Amanda”, presentación para la televisión peruana en julio de 1973.