Guatemala es un país de desigualdades y contrastes. Grandes riquezas conviven, dentro de las mismas fronteras nacionales, con enormes carencias básicas, en un contexto de marcada división entre indígenas y “ladinos”. Esas desigualdades se acentúan aún más cuando, no solo se pertenece a una etnia discriminada, sino que hay un estigma adicional que atraviesa el cuerpo: ser mujer trans.

  • Nombre: Redmmutrans
  • País: Guatemala
  • Página de Facebook
  • Una frase: “No contamos con acceso a la salud integral, ni a la educación y mucho menos a un trabajo digno”.
  • Se definen como: Red de defensa, promoción y protección de los derechos de las mujeres trans guatemaltecas, con enfoque multicultural.

Con el objetivo de salir de esa invisibilidad a la que están sometidas, producto de la negación cotidiana de sus identidades –tanto la de género como la étnica- surgió la Red Multicultural de Mujeres Trans de Guatemala (Redmmutrans), la organización LGBTI de esta semana, en el recorrido latinoamericano que realiza Distintas Latitudes.

Redmmutrans inició sus actividades en agosto de 2011, con el propósito de atender las necesidades de mujeres trans mayas, garifunas, xinkas y mestizas de la capital y del interior de ese país centroamericano, desde un enfoque multicultural, intercultural y decentralizado. Así lo explicó Galilea Bracho, coordinadora general de la Red, a Distintas Latitudes.

Integrada por siete colectivos de mujeres trans en los departamentos de Petén, Alta Verapaz,  Quiché, Escuintla, El progreso, Zacapa y Chimaltenango, y con reconocimiento legal de 2012, la organización es consciente de los enormes retos estructurales a los que debe hacer frente para mejorar la calidad de vida de este grupo.

“Nuestra población meta son las mujeres trans, que somos las más vulnerables por el alto índice de VIH que existe en nuestra comunidad: 23,5%, según un estudio realizado solo en la ciudad capital, sin contar a toda la poblacion trans del interior del país”, dijo Bracho.

“No contamos con acceso a la salud integral, ni a la educación y mucho menos un trabajo digno. El 90% de las mujeres trans tenemos que ejercer el trabajo sexual en Guatemala por nuestra identidad de género”, agregó.

A pesar del peso de los retos, Redmmutrans se ha fortalecido de alianzas con el Sistema de Naciones Unidas, agencias de cooperación internacional (como USAID), la Comisión Presidencial contra la Discriminación y el Racismo contra los Pueblos Indígenas de Guatemala, y la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersexuales de América Latina y el Caribe (ILGA-LAC), para llevar a la concreción importante logros.

11752460_1166124283404038_6513672371146557304_n
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Redmmutrans busca la lucha por derechos, de la mano del reconocimiento de la diversidad de identidades, culturas y etnias.

“Logramos la aprobación de una estrategia de atención integral y diferenciada en salud para personas trans en Guatemala, el pasado 26 de noviembre de 2015. También apoyamos la realización del informe del Observatorio para la Promoción del Voto de las Mujeres Trans Guatemaltecas, para la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, el 25 de octubre de 2015”, dijo Galilea.

Así, poco a poco, van saliendo de la sombra de la invisibilidad, con proyectos como “Talentos de Género”, que realizaron en conjunto con el artista Carlos Motta, y que cuenta la historia de vida de algunas mujeres trans guatemaltecas.

Asimismo, lanzaron la campaña inclusión social de las mujeres trans en Guatemala, haciendo énfasis en artículos de la Constitución política del país que garantizan el acceso a la educación, salud, trabajo, libertad e igualdad, derechos cívicos y políticos, deberes del estado y protección a grupos étnicos.

No obstante, mantener este ritmo de trabajo y contar con recursos para seguir nadando contra la marea no es tarea sencilla. Como explica Galilea Bracho, Redmmutrans no cuentra con una sede, ni con equipo de cómputo suficiente para el desarrollo de su trabajo, las cuales constituyen importantes limitaciones.

“Tambíen hay poco  apoyo financiero para el sostenimiento, fortalecimiento y realización de las actividades de la red, y poco personal de apoyo para cubrir las múltiples actividades en las que participamos y realizamos”, dijo Bracho.

Sin embargo, dichas limitaciones no han sido un obstáculo para que, contra todo pronóstico, un grupo mujeres trans mayas, garifunas, xinkas y mestizas de Guatemala hayan decidido tomar su destino en sus propias manos, para tratar de forjar una sociedad más respetuosa, que les permita disfrutar de una mejor calidad de vida, en igualdad de oportunidades.


La próxima semana tendremos al colectivo Esmules. ¿Quieres proponer algún movimiento, colectivo o proyecto a ser integrado en esta serie? Déjanos un comentario y lo miramos.