MAXI, 34, BUENOS AIRES, ARGENTINA

por

Cuando Maxi Prietto tenía once años, el Ruso Verea –entonces conductor del programa de radio Heavy Rock & Pop– sentenció su destino: “Éste va a ser rockero”, dijo. Se habían cruzado al final de un recital de Sepultura y cuando la banda volvió al escenario, el pibito, que acababa de estar sentado junto a su ídolo radial, se escabulló entre el público para escuchar de cerca los bises. Hoy Maxi lidera en voz y guitarra tres de las bandas que mueven la escena indie local: Los Espíritus, Prietto Viaja Al Cosmos Con Mariano y Prietto, su proyecto solista.

Antes de abandonar el secundario, Maxi ya había leído a Bukowski, a Miller, a Carver, a Nietzsche y a Descartes. Pero fue trabajando en la distribuidora de golosinas de su papá, en el barrio periférico de Florencio Varela, donde conoció otras realidades: “Enterarte de cómo son los submundos y ver la comparación de los posibles ‘yo’ son cosas que te marcan”, dice.

Es un día de semana cualquiera y, por primera vez en mucho tiempo, Maxi se despertó a las once de la mañana. Hace casi dos años nació su hija, que vino a imponer horarios y rutinas impensadas. A la tarde estuvieron en el barrio de Agronomía, mirando trenes hasta que cayó el sol. “Esmeralda festejaba cada vez que pasaba uno”, dice él.

Buenos Aires

About The Author

Manuela Castro

Buenos Aires, 1983. Es periodista y escribe sobre temáticas con perspectiva de género, cultura y actualidad en la revista Mavirock. En Twitter es @mondemanola