VICTORIA, 40 , BUENOS AIRES, ARGENTINA

por

El velero sigue a la deriva en algún lugar del Atlántico Sur.

Ella y otros nueve navegantes lograron saltar, rescatados por un pesquero. Victoria Esplugas era la única mujer de una tripulación que pretendía remontar el océano hasta Mar del Plata. A los 40, lleva quince años con los pies en el agua. En esas horas con temperaturas bajo cero, sabe, podría haber pasado cualquier cosa. Pero se salvaron, estuvieron en una base militar de Tierra del Fuego, volvieron a Buenos Aires sin ser los mismos.

En la base le dijo a un militar joven “uno como vos mató a mi papá”. Su padre desapareció en octubre de 1976. Nadie supo nunca nada de él. Enrique amaba la vida al aire libre y tenía un negocio de camping.

Victoria y su madre se exiliaron en México primero y en Lima, después. De aquella infancia en el desarraigo, conserva un acento más suave que el argentino, más dulce. Es instructora de yoga. Da clases en un colegio preuniversitario y en su casa.

Tiene ojos azules. También por eso la piropean en la calle: ella responde que son, apenas, la punta del iceberg. Está estudiando astronomía.

Lima

buenos aires

About The Author

Ivana Romero

Santa Fe, 1976. Es periodista. Colabora en distintos medios culturales y gestiona el área de prensa de la Fundación Tomás Eloy Martínez. En Twitter es @TheLovecrafter