Como en la mayoría de los países de América Latina, Venezuela cuenta con una Gaceta Oficial en donde deben publicarse leyes, decretos, nombramientos y demás información de interés público antes de que empiece a regir de manera efectiva. Sin embargo, pareciera que las publicaciones están plagadas de errores.

  • Nombre: Vendata
  • País: Venezuela
  • Una frase: “Nuestro objetivo es coadyuvar la transparencia institucional”.
  • Se define como: Plataforma de búsqueda online que permite poner al alcance de los venezolanos, en formatos reutilizables y código abierto, información oficial contenida en archivos PDF.

Los errores constantes en la Gaceta Oficial de Venezuela son parte de los hallazgos de Vendata, un proyecto en su fase inicial del Instituto de Prensa y Sociedad de Venezuela y Transparencia Venezuela, el cual se presenta como una plataforma de búsqueda online que permite poner al alcance de los venezolanos, en formatos reutilizables y código abierto, información oficial contenida en archivos PDF.

La iniciativa surgió a mediados de 2015, cuando el Instituto de Prensa y Sociedad de Venezuela (IPYS Venezuela) y Transparencia Venezuela convocaron a un equipo multidisciplinario de periodistas, programadres y diseñadores web para crear el proyecto.

Vendata se define como un proyecto colaborativo con la participación de más de 50 personas de distintas profesiones y organizaciones no gubernamentales aliadas que está dirigida a periodistas de investigación, investigadores y ciudadanos interesados en conocer las decisiones del Estado venezolano.

En Venezuela simplemente no hay una cultura de datos abiertos. Tampoco cultura de colaboración. Eso es lo que intentamos cambiar con el proyecto. Cuando el Estado no da los datos que por ley le corresponde, la sociedad espontáneamente se organiza para conseguirlos u organizarlos”,  dijo a Distintas Latitudes Katherine Pennacchio, una de las coordinadoras de Vendata.

“Creo que eso es lo más cercano a activismo que hacemos, porque la verdad somos periodistas no activistas. Pero, la imposibilidad de conseguir datos nos ha llevado a ‘luchar’ por ellos activamente”, agregó.

Vendata
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

El sitio se encuentra en fase beta, y la idea es que la mayor parte de los datos salgan durante 2017.

La iniciativa se encuentra en fase de desarrollo y en etapa de liberación de datos relacionados con seis temas: designaciones de funcionarios públicos, creación de empresas y organismos del Estado, aprobación de leyes y créditos adicionales, expropiaciones y ascensos militares. Se espera que durante el primer semestre de 2017 se hagan públicos todos los datos para su consulta.

Además de Pennacchio, el equipo de Vendata lo completan Víctor De Ponte, Coordinador de desarrollo, Arysbell Arismendi, Asistente de coordinación, Roselia Ruiz, Diseñadora web, y Francisco Martínez, Programador.

De momento, después de trabajar durante cuatro meses vaciando y verificando información de la Gaceta Oficial en Venezuela, Vendata ha encontrado que lo que allí se publica “no es santa palabra”.

Han encontrado, especialmente, cuatro errores muy frecuentes. El primero, es que los números de cédula no corresponden a la persona que están designando a un cargo. Además, cuando se encuentran designaciones a los cargos de embajadores, estos nombramientos no vienen acompañados del número de cédula de la persona que ocupará el puesto.

En segundo lugar, han detectado nombres escritos incorrectamente. En tercero, hay publicaciones con retraso. El equipo de Vendata se ha encontrado con designaciones publicadas hasta cuatro año después de efectuadas.

Y, en cuarto lugar, hay baja calidad del documento en PDF. La Gaceta Oficial de Venezuela se vende en físico, pero el documento que digitalizan y publican en las páginas web oficiales es de muy baja calidad, e incluso hay archivos en PDF que son ininteligibles. No sólo dificultan la extracción de información sino que entregan documentos oficiales con errores.

“En Vendata luchamos por la entrega, por parte de los entes del Estado, de información pública en formatos reutilizables para así crear una Venezuela más transparente y con menos errores”, señala la organización en su blog.

Aunque, como señala Pennacchio, “son periodistas, no activistas” siguen en pie de lucha por una mejor calidad de la información para la ciudadanía venezolana, y en 2017 será el mejor momento para seguirles y tomar nota de sus hallazgos y recomendaciones.