La tasa mundial de muertes por siniestros o accidentes viales es de 17.4 muertes por cada 100 mil habitantes. En América Latina, la tasa es ligeramente menor: 15.9 muertes por cada 100 mil habitantes. En un extremo, Panamá, con apenas 10 muertes por cada 100 mil habitantes, oculta las de naciones centroamericanas como El Salvador, Belice y Honduras, que rebasan los 20 muertos por cada 100 mil habitantes. La tasa más alta es la de República Dominicana: 29.3 muertos por cada 100 mil habitantes.

De entre estos datos, hay otro que llama la atención: 45% de las muertes relacionadas con hechos viales en 2013 fueron de peatones, ciclistas y motociclistas, que en su conjunto representan un grupo vulnerable, de acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud en su informe 2016.

Ante esta situación de vulnerabilidad, que se reproduce en toda la región latinoamericana, presentamos 5 organizaciones que luchan por los derechos del peatón en distintos países de la región.

  • Argentina. 13.6 muertos en siniestros de tránsito por cada 100 mil habitantes.
  • Defensa del Peatón

En 1966 Juan Carlos Fairstein fundó un despacho legal que poco a poco se especializó en accidentes de tránsito y en 1974 creó la Asociación Civil Defensa del Peatón, la más antigua de su tipo en Argentina. 

Desde hace 50 años y junto con el abogado Raúl Montesinos, brinda asesoramiento jurídico gratuito para que sus clientes decidan llevar los casos a los tribunales o no y cuánto deben pedir como indemnización. Los abogados ofrecen asistencia psicológica gratuita y entregan placas radiográficas, elementos de cirugía, muletas, sillas de ruedas y medicamentos a los accidentados, de acuerdo con la agencia EFE.

De acuerdo con su sitio web, han obtenido buenos resultados luego de reclamar al gobierno de la ciudad de Buenos Aires por daños  ocurridos a clientes en la vía publica.

  • Perú. 13.9 muertos en siniestros de tránsito por cada 100 mil habitantes.
  • Peruanos de a pie

“No importa en que medio te movilices: recuerda que todos los viajes inician y acaban a pie. Todos somos peatones”, es el lema de este colectivo peruano que actúa principalmente en Lima, la capital. Tienen un blog llamado El último de la vía y publican también en el medio digital peruano Útero.

Su texto más reciente se llama Uber y la revolución fallida de la movilidad. “Decimos que es una revolución fallida en la medida que la data de los viajes registrados en las aplicaciones son aprovechados sólo para el transporte privado, situación que no responde a los verdaderos desafíos de la ciudad”.

  • Ecuador. 20.1 muertos en siniestros de tránsito por cada 100 mil habitantes.
  • Justicia Vial

Guillermo Abad creó en diciembre de 2002 la corporación Justicia Vial, para proteger los derechos de los peatones y promover la seguridad vial. Junto con la organización Covial se dedicaba a obtener cifras de siniestralidad y mortalidad en accidentes de tránsito en Ecuador, pero en 2015 los datos necesarios para obtener las tasas pasaron a manos del estado por lo que los números actuales son un misterio, dijo Abad en entrevista con Sonorama.

Ha criticado otras decisiones tomadas por el gobierno de Rafael Correa como la de poner fin al requisito de aprobar 33 horas de aprendizaje para obtener la licencia tipo B, para conductores no profesionales.

  • México. 12.3 muertos en siniestros de tránsito por cada 100 mil habitantes.
  • Peatónito

Usa una máscara negra con líneas blancas y verdes, tiene el superpoder de caminar sobre los autos que invaden las banquetas y usa su fuerza para hacer retroceder a los vehículos que invaden el paso peatonal. Desde 2012 sale a las calles de la Ciudad de México con la consigna de que el peatón es el rey de la vialidad.

  • Colombia. 16.8 muertos en siniestros de tránsito por cada 100 mil habitantes.
  • Cebras por la vida

En 2014, en Bogotá murieron 322 peatones: casi un caminante al día. Y todas son muertes prevenibles. Esa idea fue lo que detonó el proyecto “Cebras por la vida”. Esta iniciativa ciudadana busca prevenir las muertes por siniestros viales por medio de intervenciones artísticas en el espacio público. Las cebras o pasos peatonales no son accesorias, dice la iniciativa en su sitio web, cumplen un rol práctico de la mayor importancia: proteger a las personas que caminan, los actores más débiles de la vía.