Texto: Alejandro López

Existen un sinnúmero de problemas al momento de sistematizar información significativa sobre reciclaje en Latinoamérica y temas afines. Que las cifras entre los distintos entes estatales y gubernamentales acerca de un mismo tema no concuerdan, que no se recaudan los datos de una manera adecuada y que entre los distintos países de la región se manejan parámetros distintos que apuntan a la evaluación de un mismo problema.

Entre los aspectos positivos en torno a los sistemas de información y gestión de conocimiento para implementar sistemas de reciclaje inclusivo es que, al menos en Colombia, ya existe un bosquejo que diagnostica de manera tangencial la situación de los recicladores en Bogotá.

Esos, entre otros temas, fueron cruciales en la primera mañana de la Cumbre Latinoamericana de Reciclaje, realizada en biblioteca Virgilio Barco en Bogotá, Colombia, durante el 13 y el 14 de marzo de 2018. En este caso en el taller “Sistemas de información y gestión de conocimiento para la implementación de sistemas de reciclaje inclusivo”. 

Se sabe, por ejemplo, mediante Nohra Padilla y la Asociación de Recicladores de Bogotá (ARB), de la cual es vocera, que hay 407 bodegas de acopio de residuos, 8 mil 520 fuentes y rutas de reciclaje en la ciudad y 10 mil 915 recicladores certificados distribuidos en 88 organizaciones.

Mediante la recaudación de datos de la ARB se conoce, además, que durante 2017 los recicladores recaudaron poco más de 7 mil 463 millones de pesos en valores transferidos por el concepto de aprovechamiento de residuos. Añadido a lo anterior, y gracias a la notoriedad que han adquirido las organizaciones de recicladores de base de 10 años para acá en Colombia, se sabe que los recicladores en Bogotá, según la misma Nohra Padilla, se están comportando como empresarios.

Durante 2017, por ejemplo, el gremio reciclador en Bogotá pagó 319 millones de pesos al impuesto de renta. Y, según Padilla, “los bogotanos pueden estar tranquilos: lo que nos están trasladando en la prestación del servicio queda en buenas manos”.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

El periodista Daniel Lizárraga y la recicladora Nohra Padilla.

Ese proceso de gestión de datos que da como resultado el informe sobre los recicladores de la ciudad funciona en cuatro pasos, dice Lucía Abelenda. Ella integra la Alianza Latinoamericana para la Tecnología Cívica (Altec) y es especialista en sistemas de información. Las cuatro fases, según Abelenda, son: diseñar y desarrollar, liberar y promover, involucrar y fidelizar, escalar e impactar.

Sin embargo, aclara que Latinoamérica es un ecosistema muy diverso de sistemas de datos y que hay unos países más avanzados que otros en sistemas de recopilación de datos, como son Argentina, Uruguay, México y Colombia.

Sonia Dias, integrante de Women in Informal Employement: Globalizing and Organizing (Wiego) complementa que en Latinoamérica existen muchos sistemas de información que miden los mismos estándares según el país. Por eso, existe la necesidad de que esos sistemas dialoguen entre sí, para comparar distintos países y ciudades, para que se aprendan lecciones sobre los aciertos y errores.

Desde el sector público, Diego Polanía, funcionario del Departamento de Planeación Nacional de Colombia, señaló otros errores puntuales que impiden o dificultan el trabajo de los entes estatales al recaudo de datos sobre reciclaje. Que la información sectorial es suficiente, que se requiere un sistema robusto que agrupe todos los datos necesarios, también señala que hay incosistencias entre las estadísticas oficiales y, por último, que no existe una divulgación adecuada de información sobre el tema que involucre a la ciudadanía.

Por último, Daniel Lizárraga dejó clara su perspectiva del tema desde el periodismo. Este reconocido periodista mexicano dejó sobre la mesa la posibilidad de investigar acerca de los intereses que permean las mafias que manejan los residuos en toda Latinoamérica y quiénes son los que no permiten que la gestión de residuos se siga encaminando de manera adecuada en la región.

Distintas Latitudes realiza la cobertura de los paneles y conferencias de Latinoamérica Recicla 2018.

***