Texto: Tania Chacón
Fotos: Daniel Ojeda

Verificado 2018 es hasta ahora el proyecto periodístico de combate a la desinformación más grande de América Latina. Se trató de una iniciativa para verificar noticias falsas durante el periodo de campañas electorales de México en 2018 en el cual participaron casi 100 medios de todo el país. El proyecto ha sido nominado y ganador de varios premios internacionales de periodismo como el premio ONA a la excelencia en colaboración y asociaciones. Pero, ¿por qué Verificado 2018 tuvo tanto impacto?

La respuesta a esa pregunta fue parte central de la conversación “Diseccionando a Verificado”, que ocurrió el 19 de octubre de 2018 durante la primer jornada del 7º Foro Latinoamericano de Medios Digitales y Periodismo en la Ciudad de México. En la charla estuvieron presentes Daniel Moreno, director de Animal Político; Tania Montalvo, quien coordinó y fungió como editora general de Verificado 2018; Mely Arellano, directora de Lado B de Puebla; Alba Mora Roca, productora ejecutiva de AJ+ en Español; y la moderación estuvo a cargo de Eliezer Budasoff, director editorial del New York Times en Español.

Tania Montalvo encuentra en la participación y apropiación de los lectores la primer causa del éxito de Verificado. “Era una iniciativa que les hablaba a ellos nada más. Lo importante era tener una marca colectiva con la que todos se identificaran. Y les dijimos a los lectores: esto es para ustedes”. Los lectores también tuvieron un papel activo en el proyecto a través de hashtag #QuieroQueVerifiquen, donde podían decir a los reporteros de Verificado qué noticias les gustaría que revisaran.

Otra parte importante del impacto de Verificado 2018 tuvo que ver, según Daniel Moreno, con la participación de muchos medios diferentes entre sí en cuestión no sólo de formatos, sino también con líneas editoriales distintas, “a diferencia de otros países, donde este tipo de proyectos ocurren entre medios muy parecidos entre sí”. En Verificado 2018 estuvieron involucrados, por ejemplo, el medio local Noroeste de Sinaloa y el gigante mediático Televisa.

Precisamente los diferentes perfiles de los medios participantes tuvo otro papel importante en el impacto, pues desde el punto de vista de Alba Mora Roca, “podías escuchar en la radio una verificación, podías ver un gif en Twitter, podías ver un podcast o cualquier tipo de media”. Es decir, se produjo información para diferentes  personas que consumen sus noticias en diferentes formatos, y no sólo para quienes buscan informarse a través de teléfonos móviles.

¿Cuáles fueron los retos de un proyecto de realizar un proyecto tan grande? Todos los participantes de la conversación coincidieron en que una parte difícil fue los comentarios negativos en redes sociales hacia el proyecto, el trabajo de los periodistas y hacia los mismos periodistas. Por ejemplo, Mely Arellano contó que un punto de conflicto era que “los lectores nos preguntaban por qué no verificábamos más a Andrés Manuel López Obrador. Y les explicábamos que se verificaba lo que la gente pedía y la gente pedía que se verificara más a López Obrador”. Andrés Manuel López Obrador era candidato a la presidencia de México y ahora es el presidente electo.

Sin embargo, a pesar de los ataques, de acuerdo con Tania Montalvo, “los mensajes positivos siempre eran más”. Y Alba Mora Roca encontró en ello un aspecto positivo: “Para nosotros fue un gran aprendizaje. nos volvimos tan paranoicos, todo lo verificábamos 30 veces. Nos transformó en mejores periodistas. Aprendimos que la transparencia te hace más fuerte”.

También se habló del legado de Verificado 2018. “De lo más luminoso fue empoderar a los lectores a desarrollar más su mirada crítica. Empoderarlos con herramientas y señales de qué es una noticia falsa”, fue la conclusión de Alba Mora Roca. Antes de lanzar el proyecto los periodistas de los medios participantes recibieron capacitación en herramientas de verificación y metodología. “Quiero pensar que estos periodistas se llevaron las herramientas para sus propios medios. Daniel: La verificación se va a volver recurrente con educación”, dijo Daniel Moreno hacia el cierre de la conversación.

Finalmente, para Mely Arellano el legado de Verificado 2018 estuvo en que la verificación de datos y noticias se puso de moda. “Eso motiva a los periodistas a seguir verificando. La gente supo qué era verificar. Si logramos que verificar siga estando de moda en el periodismo y la gente sigue acostumbrada a pedir que se verifique, todos ganamos, bien por los lectores y bien por el periodismo”.