La del activista argentino Adolfo Pérez Esquivel es una vida entera dedicada a la lucha por los derechos humanos y el derecho de los pueblos. Fuerte, tenaz e incansable, en 1980 recibió el Premio Nobel de la Paz por la defensa de la democracia y los derechos humanos en las dictaduras militares de América Latina.

Con esa misma determinación, a los 85 años de edad, no le tiembla el puño para escribirle una carta abierta al presidente de Estados Unidos (EEUU), Barack Obama. ¿Por qué? Pues porque Obama realizará una visita histórica a Cuba el 21 de marzo y luego llegará a Argentina el 24, para reunirse con su par Mauricio Macri. Sí. El 24 de marzo. El mismo día en que se cumplen 40 años de la última dictadura militar argentina.

Pérez Esquivel es claro, le pide a Obama que reconozca la participación activa de EEUU en los golpes de estado en la región. Que anuncie que va a ratificar el Estatuto de Roma y la Convención Americana de Derechos Humanos, y a someterse a la Corte Penal Internacional. Así sería bienvenido en el país.

Según medios locales, el 24 de marzo Obama viajará al sur de Argentina para evitar “las protestas de la izquierda” en Buenos Aires.

La carta completa se puede leer aquí.