Crédito de la imagen: MALBA.

Una escalera mecánica transporta a María hasta el segundo nivel del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (MALBA), en donde se exhibe México moderno. Vanguardia y revolución: una panorámica del arte azteca de la primera mitad del siglo XX. Una gran cartelera recibe a la joven estudiante de artes que en lo que va de la semana ya visitó tres muestras artísticas en la ciudad, sin embargo ella no veía la hora de estar frente a las obras de los muralistas Diego Rivera, José Clemente Orozco y David Alfredo Siqueiros.

María se pierde entre las cientas de personas que van y vienen en las cuatro salas en las que permanecen las 170 obras de más de 60 artistas, quienes representan el período en el que se desarrollan y cobran vida estas propuestas estéticas modernistas en México. Modernidad cosmopolita, Revolución social, Cultura popular y Experiencias surrealistas cuentan sobre esa gran movida cultural que comenzó con la Revolución Mexicana de 1910, donde surgen y resurgen muchos de los artistas que hoy se pueden disfrutar en MALBA.

Sharon Jazzan y Ariadna Patiño Guadarrama del Museo Nacional de Arte de México  (MUNAL) junto a Victoria Giraudo del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (MALBA), trabajaron durante tres años en la curaduría de un proyecto sin precedentes en Argentina. “¿Tenés idea lo que es ver un cuadro de Rivera?; ¿tenés idea lo zarpado que es eso?”, pregunta María una vez frente a Paisaje Zapatista ━un óleo sobre tela de 145  x 125 metros━ una obra pequeña pero significativa que revela un estilo cubista muy bien logrado.

Cara a cara con el  autorretrato Fulang Chang y yo de Frida Kahlo, María queda por primera vez inmóvil y no le importa el grupo de amigas que esperan detrás de ella, su turno para sacarse fotografías con la obra de la artista que conquistó a toda América Latina. Diego Rivera y Frida Kahlo son sin dudas los protagonistas de esta exposición, que tiene como objetivo mostrar cómo los intereses vanguardistas y revolucionarios cambiaron por completo el rumbo del arte en el país de los tacos, los mezcales y las calaveras de colores.

La muestra propone un recorrido armónico para comprender la influencia de Europa en el arte azteca, el giro de 180° que significó la Revolución mexicana, el sello folclórico en las diversas expresiones artísticas y la magia del arte indígena entre otras singularidades. María expresa que estos cuatro pilares que conforman México moderno. Vanguardia y revolución, explican de manera sencilla y práctica este gran movimiento que ella tanto admira, por eso se mueve como pez en el agua dentro de las salas blancas del museo.

ARTE, MUJERES Y REVOLUCIÓN

“Aunque te digan loca por luchar, tú mujer resiste, no olvides nunca tu fragilidad”, reza una frase de Mujeres Creando sobre un largo pasillo blanco, plagado de fragmentos de escritoras, pintoras, dibujantes, escultoras, músicas, fotógrafas y demás artistas mujeres. Muchas de las personas presentes pasan indiferentes frente a todo ese puñado de letras estampadas contra la pared, sin embargo María las observa, las lee, las analiza y las aprueba con una mirada indescriptible y luego toma algunas fotos para subir a Instagram.

México moderno. Vanguardia y revolución expone el trabajo de muchas mujeres que protagonizaron la escena cultural de los años ‘20, como la poeta Nahui Ollin, la multifacética Rosa Rolanda, la fotógrafa Tina Modotti y las pintoras María Izquierdo y Olga Costa y otras. El mensaje de las obras de todas estas artistas es muy claro y puede resumirse en una sola palabra “empoderamiento”, ese mismo que puede observarse en las agrupaciones feministas de la región para luchar contra el machismo y a favor de la igualdad de género.

“Ya nadie te sacará de tu tierra, hermana, ésta es nuestra revolución”, dice un cuadro que muestra a una mujer campesina y María al verlo respira hondo y piensa vaya a saber cuántas cosas sobre el arte mexicano y las mujeres que le hacen honor al mismo. “Que zarpada esta muestra, ¿viste esos cuadros? Ahora voy a patear la calle hasta casa, sin dejar de pensar en todo lo que vi, aunque me gustaría comprarme alguna boludes: que sé yo alguna postal para pegar en mi cuaderno, pero acá está todo re caro mejor no che”.

Vanguardia y revolución fueron las luchas que emprendieron artistas como Rivera, Orozco y Siqueiros; Kahlo, Izquierdo y Costa al darle forma, ponerle color y transformar en mágico el contexto político, social y cultural de una México que resiste ante toda adversidad. Las personas como María aprecian todos estos movimientos, simplemente porque no pueden ser indiferentes a la realidad, a las cosas que pasan todos los días, a esas cotidianeidad que los inspira y los hace crear un mundo paralelo totalmente moderno.

|”México moderno. Vanguardia y revolución” estará vigente hasta febrero de 2018.