Miguel, 22, Quezaltepeque, El Salvador

“No soy pandillero”, dice Miguel, 22 años y cara de no haber roto un plato. Lo dice en el Juzgado...

Read More