#EntrevistasLATAM, conversaciones a partir de 10 preguntas con personas que están transformando la región.


Texto: Georgina González
Ilustración: Alma Ríos

 

Sindy Guerrero (Tamaulipas, México, 1990) alguna vez quiso ser futbolista. Durante 10 años practicó este deporte. Era lo que más le gustaba hacer. En 2014, Sindy imaginó la posibilidad de cubrir el futbol femenil con compromiso y responsabilidad, entonces fundó Eleven Legends, una marca independiente que crea contenido digital alrededor del futbol femenil y que lleva documentando desde el día uno la liga profesional de México. 

Actualmente el proyecto está formado por 12 fotógrafas —procedentes de diferentes estados de México— que cubren a nivel de cancha el esfuerzo y la pasión de las futbolistas mexicana; seis personas se encargan de gestionar redes, gráficos y logística.

El entorno que comenzó a cubrir Eleven Legends desde el día uno está por cumplir su tercer aniversario, la Liga BBVA Mx Femenil, que pese al reciente patrocinio que vislumbra un mejor camino las futbolistas enfrentan inequidades como bajos salarios, falta de cobertura mediática y poca inversión dentro de una cultura machista que ayuda en nada. 

La Encuesta Mundial de Salarios Deportivos que lanzó SportingIntelligence en 2017 revela que las futbolistas mexicanas ganan en promedio 2 mil 100 dólares al año, es decir, 3 mil 400 pesos mexicanos mensuales. La liga francesa, en comparación con la mexicana, es la que mejor paga a sus atletas, en promedio una futbolista que juega en la liga D1 Féminine gana casi 50 mil dólares al año.

Así, pese a esos obstáculos existen periodistas, aficionadas, aficionados y proyectos como Eleven Legends que apuestan por construir un mejor futuro y visibilizar bajo buenas prácticas el futbol femenil mexicano.

Sindy conversó con Distintas Latitudes sobre futbol femenil y algo más. 

¿Cómo llegó el fútbol a tu vida?

Es algo difícil de explicar, mis papás son cero futboleros, pero creo que ya lo traía en la sangre. Mi abuelo es un apasionado de este deporte, viví un año en el pueblo con ellos, y los fines de semana eran de ver fut todo el día y las tardes eran de jugar en las calles con mis primos; creo que ese año fue clave para que el futbol se quedara para siempre en mi vida.

¿Qué es y en qué contexto nació Eleven Legends?

Nace justo un par de años antes de iniciar la liga femenil. Yo me encontraba documentando equipos femeniles en academias pequeñas y colegios, la idea era la misma que es ahora: impulsar a las niñas a través de contenido digital. Casualmente, justo unos meses después tuve la oportunidad de cubrir una universiada nacional en donde solo tomé fotografías en la categoría femenil, semanas más tarde un amistoso de selección (femenil también) y un par de meses después llegó la liga. Las cosas se fueron acomodando como si estuviera escrito en el destino, empezamos a subir las fotografías a Instagram y se fue uniendo más y más gente que le interesaba apoyar y creía en este proyecto y aquí estamos. Creo que se debió mucho a los sentimientos que movió la liga en muchas de nosotras que tenemos un poco de jugadoras frustradas, eso hizo que se acercaran muchas mujeres a este proyecto. 

¿Cambia algo cuando mujeres se encargan de comentar, narrar, analizar y documentar el deporte?

Cambia todo. Afortunadamente en la fotografía no lo es tanto porque no salimos a cuadro, pero cuando eres imagen o voz en algún medio, de repente la atención y la credibilidad no es la misma “porque eres mujer”.

Recientemente Marta [futbolista brasileña, ganadora consecutiva de cinco Balones de Oro de la FIFA y máxima goleadora de la Copa Mundial Femenil] dijo al final del encuentro contra la selección francesa: “el fútbol femenino depende de ustedes (las niñas), valoren más. Lloren al comienzo para sonreír al final”. ¿Qué significan sus palabras para ti, para el proyecto que encabezas?

Sus palabras llegaron hasta el alma de mi niña futbolista interna y hasta el corazón de mí como creadora de contenido dentro del futbol femenil. Realmente dio en el clavo, Marta es una leyenda, sabe cómo es esto, ella sufrió para lograr todo lo que hasta ahorita ha logrado. Por esto trabajamos, necesitamos inspirar a más niñas para que sean líderes, que luchen, que alcen la voz, que levanten la mano y empujen a sus compañeras, a los medios, a sus instituciones, a su gente y a los incrédulos. 

¿Cuál es tu 11 ideal de futbolistas latinoamericanas?

Uff, recién en el Mundial vi muchas jugadoras que me llamaron la atención, sería muy difícil escoger un 11 ideal, pero te puedo mencionar mis favoritas: la guardameta argentina Vanina Correa tuvo un gran torneo, pero las que se ganaron mi corazón fueron Marta, Cristiane, Andressa, Formiga, Bonsegundo, Banini, Jaimes y la chilena Endler

¿Cómo imaginas en 5 años el circuito del futbol femenil profesional en México?

Espero exista mayor igualdad en absolutamente todo, en 5 años lo veo complicado que sea al 100 por ciento pero sí espero una mejoría. Me imagino a mucha gente involucrada ya con la liga, con los equipos, con los partidos, muchas jugadoras de 20 años hoy siendo líderes de su generación.

¿Qué fotógrafa o periodista deportiva de América Latina dirías que es una crack? 

Realmente no tengo una periodista o fotógrafa favorita, sigo a muchas personas que están luchando en este ámbito y a todas las admiro, pero si tuviera que nombrar alguna definitivamente sería Marion Reimers

Tras el Mundial de Francia, ¿qué cambios positivos crees que sucedan?

Creo que el impacto del futbol femenil a nivel mundial va a cambiar, las redes sociales han sido muy importantes para poder lograr un alcance muy grande, hoy todo mundo sabe la historia de Rapinoe o al menos ha escuchado hablar de ella, hoy todos escucharon las palabras de Marta, los records de Alex Morgan, hoy ya escuchamos las historias de ellas.

Otro punto que en mi opinión es uno de los más importantes, es que las marcas se están involucrando y están respondiendo al crecimiento del fútbol femenino, el lanzamiento de campañas y productos enfocados al 100 por ciento en ellas ha sido uno de los mejores aciertos de marcas como Nike que han ido más allá y les han dado exposición, visibilidad, pero sobre todo la importancia que merecen como atletas profesionales. 

¿A qué platillo mexicano te sabe la victoria y la derrota de tu equipo favorito?

Si te refieres literal a un platillo mexicano, me la pones difícil, sería algo que disfrute mucho comer. Tal vez unos chilaquiles bien picosos. Cuando pierden es como morder una hamburguesa con tomate, el cual no me gusta.

Si pudieras documentar a una o un atleta que no sea futbolista, ¿a quién sería?

Serena Williams, sin dudarlo.