En 2015, en el contexto de las elecciones presidenciales en Argentina, un grupo de organizaciones e individuos buscaba ampliar el conocimiento de la ciudadanía acerca de las candidaturas y sus propuestas, de una forma que fuese amena e invitase a la gente a involucrarse. Así surgió “Yo quiero saber”, en el seno de la Fundación Conocimiento Abierto, una iniciativa que ahora cruzará las fronteras del país que la vio nacer para adaptarse a procesos electorales en México y Colombia.

De acuerdo con Yamila García, directora ejecutiva de la Fundación Conocimiento Abierto Argentina, a partir de esa idea se empezó a pensar, en 2015, en una herramienta entretenida, que facilitara la interacción con las cuestiones políticas.

Esa primera etapa, en la elección presidencial de 2015, fue exitosa. Según García, cerca de un millón de usuarios emplearon la aplicación en 14 días. Su segunda prueba fue en las elecciones legislativas de 2017 en Argentina, donde tuvo cerca de 300 mil usuarios, lo cual se explica debido a la menor proyección que tiene la elección legislativa con respecto a la presidencial.

¿Cómo funciona?

La metodología empleada por esta aplicación consiste en enviar una serie de preguntas a los equipos de comunicación de cada candidatura. Las respuestas servirán para luego generar coincidencias o diferencias con las respuestas de los usuarios, y así definir afinidades.

“Nosotros hacemos toda una investigación, generamos preguntas, esas respuestas quedan dentro de un algoritmo, y luego se las enviamos mediante un formulario a los candidatos. Ellos responden esas preguntas, entonces, es información que es declaración directa de la fuente”, dijo García a Distintas Latitudes.

Actualmente, para la nueva versión, la plataforma se fue renovando y se enmarca dentro de un proyecto más grande que ahora se denomina “Voto informado”.

“En la versión actual, esta es una herramienta en la cual el ciudadano lo que hace es jugar con una aplicación. El usuario ingresa, contesta preguntas de la coyuntura, de la agenda económica, política, social y va respondiendo con base a cuatro respuestas cerradas ‘sí; no; sí, pero…; no, pero…’, y le va dando el grado de afinidad con los candidatos”, dijo García.

La herramienta también permite conocer información más específica sobre las propuestas de las distintas candidaturas.

Expansión a México y Colombia

Este 2018 es un año electoral en muchos países de América Latina, entre ellos México y Colombia. En este contexto, “Yo quiero saber” está expandiendo su alcance a estos dos países. De acuerdo con el equipo de Fundación Conocimiento Abierto, la decisión de estos dos países se debe no solo a que ambos tienen elecciones este 2018, sino que también se considera que tienen contextos políticos relevantes para la región.

“La actualización que estamos haciendo este año, la cual vamos a replicar en Colombia y en México, es que permitirá que los ciudadanos ponderen el eje temático evaluando si es importante o no para la agenda del candidato”, dijo García sobre los cambios en la aplicación.

“Vamos a hacer un nuevo sistema de carga de información, que va a ser open source, para que esa herramienta se pueda usar en otros temas, no solamente elecciones. El segundo va a ser un algoritmo de análisis de datos, que puede analizar un poco lo que los candidatos están contestando y arrojar información, y la tercera va a tener un visualizador de datos, con un nuevo diseño que se va a estar lanzando el 10 de mayo”, agregó.

Actualmente el proyecto es financiado por la Alianza Latinoamericana para la Tecnología Cívica (ALTEC), como parte de un grupo de nueve iniciativas seleccionadas por esta organización para 2018.

Entre los cambios que trae la aplicación, ahora incorporará también datos abiertos, que pueden descargarse y ser de utilidad para politólogos, asesores, periodistas, en sus análisis.

***